Teatros a la Italiana

El espacio escénico más utilizado es el que llamamos a la italiana; la escena es un espacio elevado respecto al espacio donde estará el público. Estará cerrado por los lados y por detrás, de forma que el público sólo tenga un plano de visión.
Esta disposición es muy práctica, ya que quedan separados público y actores, y éstos siempre pueden contar con la ayuda del regidor, el traspunte, el apuntador, etc. A la vez es más fácil resolver muchas de las dificultades que siempre conlleva la creación, soporte y movilidad de los elementos que nos son necesarios, ya que, como el público sólo puede ver por la parte frontal, es más fácil poder dar soluciones simples y sencillas.

Teatro a la italiana y sus partes:

1. vestíbulo
2. distribuidor
3. entrada al escenario
4. platea
5. palcos
6. foso para la orquesta
7. escenario
8. camerinos o almacenes
9. palcos del proscenio
10. proscenio.

Partes de un teatro a la Italiana

Partes de un teatro a la Italiana.

Algunos escenarios a la italiana tienen adaptada una plataforma giratoria que permite hacer cambios de decoración muy rápidos, ya que mientras tiene lugar una escena se pueden preparar dos o tres escenarios más.

En la actualidad los espacios escénicos pueden tener multitud de formas, pueden ser ajustables y temporales, además del escenario, cualquier espacio puede considerarse espacio escénico (un museo, un parque, un mercado, una fuente).

El espacio escénico puede utilizarse de un modo clásico o innovador, y entendido como espacio artístico, término que comparte con otras artes, puede referirse a un término propio del arte de vanguardia que supera en dimensiones físicas y conceptuales al escenario tradicional, vulnerando el principio clásico de separación con el público o cuarta pared.

Los telones y telares tienen el objetivo de crear espacios y ambientes dentro del espacio escénico, que independientemente del tipo de escenario, están están suspendidos del peine, estructuras de vigas de madera o hierro que soportan el peso de todas las poleas y cuerdas con las que se cuelgan los decorados, telares y los telones.

Los telares están ubicados en una parte oculta para el espectador y en ellos se suspenden los telones y decorados. El telar debe al menos tener el doble de la altura del telón, y abarca en su parte superior el peine, del que cuelgan los tiros y con las varas se suspenden los telones, bambalinas y focos. A los lados del telar se sitúan los puentes de tiros que sirven para poder manipular dichos elementos.

Los telones pueden clasificarse en relación a su forma o su retirada. Por telón se entiende cualquier trozo de tela que cubre una zona del escenario. Si cubre la boca del escenario se denomina telón de embocadura pero si cubre la parte final del escenario se denomina telón de fondo. Al igual que según la forma del espacio escénico recibe un nombre, el telón confeccionado según su forma puede tener un movimiento de apertura distinto uno de otro.